Para Sonora las recientes precipitaciones generadas por los remanentes de la depresión tropical Bud dejaron beneficios importantes para las Cuencas del Mayo, Yaqui, Matape y Cocoraque, además que la presa Adolfo Ruiz Cortines fue beneficiada con escurrimientos por el orden de los 40 millones de metros cúbicos en tan solo 48 horas, informa el Organismo de Cuenca Noroeste de la Conagua (OCNO) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).
De acuerdo a los reportes de precipitaciones del Organismo de Cuenca Noroeste, del 14 al 16 de junio las principales precipitaciones fueron de 144.6 milímetros (mm) en el municipio de Alamos, 134 en el Valle del Yaqui, 128 en Tezocoma, 122 en Yécora, 113 en San Bernardo, 118 en la Cuenca del Mátape, 104 en la Cuenca del Cocoraque, 95 en Cd. Obregón y 52 mm en Navojoa.
La Conagua explicó que la media histórica de lluvias durante el mes de junio en la cuenca noroeste de 11.7 milímetros, resultando que con los remanentes de la depresión tropical Bud se rebasó el promedio con 33.3 milímetros, cumpliendo con ello, el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional.
Añadió que la cuenca más beneficiada fue la del Mayo, donde la presa Adolfo Ruiz Cortines tenía un almacenamiento de 36 millones de metros cúbicos, después de las lluvias de Bud, recibió escurrimientos por 40 millones alcanzando un almacenamiento superior a los 73 millones de metros cúbicos, lo cual beneficia a toda esa región agrícola del sur de Sonora. El funcionario federal, añadió que la presa Ignacio R. Alatorre, de la cuenca del Mátape, logró una captación poco más de 2 millones de metros cúbicos.
Por último, detalló que el registro histórico de 1968 a 2017, la precipitación media anual es de 358.1 milímetros. Dijo que hasta hoy la precipitación que se ha registrado es de 58.9 milímetros, lo que representa el 101.9 por ciento de la media acumulada a la fecha.