(Tomado de JOSECARDENAS.COM)
La Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México ha mentido a los medios de comunicación y a los jueces en torno a la situación legal del Colegio Rébsamen y la construcción de un cuarto nivel en el inmueble, obra a la que se atribuye el derrumbe del lugar en el sismo del 19 de septiembre de 2017, hecho que causó la muerte de 26 personas, aseguró Mónica García Villegas, dueña y directora del plantel.
En la primera parte de una entrevista con Imagen de la Noche, con Ciro Gómez Leyva, García Villegas ofreció su versión sobre la situación legal del inmueble y el derrumbe ocurrido tras el sismo del año pasado, por el que tiene dos órdenes de aprehensión en su contra, una por el homicidio culposo de 26 personas y otra por el uso de documentación falsa.
Aseguró que la “han enjuiciado y señalado como responsable de las muertes ocurridas en el Rébsamen, sin darle la oportunidad de defenderse, ni a sus abogados de ejercer su derecho de defensa”.
Desde la clandestinidad, la propietaria del Colegio Rébsamen señaló que la procuraduría capitalina teje una serie de mentiras para ordenar su detención, pese a que violaron un procedimiento solicitado ante dos jueces de control y argumentaron que a ella se le buscó en su domicilio, mismo que tenía en el colegio.
Ellos argumentaron que me buscaron en mi domicilio, en el Colegio Enrique Rébsamen. ¿Cómo voy a vivir ahí?, ¿Cómo voy a estar ahí?, ¿En qué cabeza cabe? El documento ya estaba, por eso ellos, extendieron la orden de aprehensión”, enfatizó.
Cuestionada sobre si se piensa entregar a las autoridades, García Villegas no consideró justo que una persona que sea inocente tenga que “ir ni un minuto a la cárcel”. Reclamó que lo único que pide es “un juicio justo, bajo la norma y lo que a mí me corresponde”.
Me ha costado mucho en este proceso de 33 años el ganarme el cariño, el respeto y la admiración de mis niños. Eso es lo que pretenden quitarme. Eso, a una maestra como yo, no se lo quita nadie. Por eso estoy en donde estoy y las cosas se van a aclarar”, sentenció.
García Villegas argumentó que ella nunca construyó un cuarto piso en el colegio de su propiedad y dijo contar con las dos licencias de construcción para ambos edificios. Precisó que la obra consistió en una remodelación de madera para el asoleadero.
Yo nunca construí un cuarto piso. Yo cuento con las dos licencias de construcción de ambos edificios que se extendieron en 1983. Yo vivo ahí desde 1984. Fue una remodelación de madera para un asoleadero, que terminó en un procedimiento administrativo que derivó en una multa que se pagó en 2014. Fue una remodelación, el departamento ya existía, documéntense y verifiquen”, explicó.
Mónica García Villegas aseguró que la documentación del inmueble donde estaba la escuela es pública y está disponible en la página de la delegación Tlalpan. Señaló que todas las modificaciones al inmueble están registradas en Google Maps desde el año 2009.
Insistió en que se hable con la verdad sobre la situación del inmueble. Además, desestimó que haya habido actos de corrupción para obtener las licencias y avanzar en las ampliaciones del lugar. Dijo no conocer a Claudia Sheinbaum, quien fuera delegada en Tlalpan cuando el Colegio Rébsamen se derrumbó en 2017.
Aseguró que siempre contrató servicios especiales que le informaran sobre la situación de los inmuebles del colegio. Agregó que en 2014 el arquitecto Juan Mario Velarde, director Responsable de Obra; el Ingeniero civil, Francisco Arturo Pérez Rodríguez, corresponsal de seguridad estructural; y el arquitecto Juan Apolinar Torales, DRO, certificaron e informaron a la delegación de Tlalpan que los inmuebles se encontraban en condiciones de uso. Señaló que posterior a la evaluación, recurrió al responsable de obra, Isaac Rueda Romero, quien le indicó que la estructura del colegio no presentaba ningún daño y por lo tanto se podía trabajar.

Fuente: Excélsior