Por ANDRÉS HUMBERTO MONTAÑO
Este jueves por la tarde Irak Díaz, en compañía de Alfredo Caballero partió hacia la Ciudad de México, para tomar hoy viernes el vuelo que lo lleva a su destino nada más y nada menos al continente asiático, donde unos días más estará reuniéndose con el resto del equipo, (entre ellos, Juan Manuel Márquez y Emmanuel Morales), para enfrentar la pelea más importante de su vida ante Wisaksil Wangek, mejor conocido como Srisaket Sor Rungvisai, actual campeón del mundo Súper Mosca del CMB, pelea que se llevará a cabo el próximo 6 de Octubre, es decir unos días más, en la Impact Arena de la ciudad tailandesa Pak Kret.
Para la mayoría de los expertos, “El Magnífico” es un pichoncito que enfrentará a uno de los monstruos libra por libra del mundo boxístico, ya que el asiático está considerado entre los primeros 10 boxeadores de la actualidad; sin embargo, ni esa lista ni los comentarios que dicen los expertos le quitan la motivación al cajemense, quien nos comentó que “sobre el ring seremos él y yo, no cuenta ni la estadística, ni los comentarios, ni siquiera que está en su casa. Podrá ganarme y para eso tendrá que demostrar que en realidad es mejor que yo, porque yo voy a una guerra; no voy a conocer su tierra, voy a arrebatarle el título mundial, para lo que he estado trabajando desde hace algunos años, es mi hora, es mi tiempo y vamos preparados para lo que venga, la misión es conquistar el campeonato y para eso daré mi vida si es necesario”.
Conocemos la trayectoria de Rungvisai, a quiénes ha enfrentado y vemos un gran récord el cual ha sido en su país. Su principal victoria fue ante el “Chocolatito” González en dos ocasiones, dando la sorpresa mundial, derrotó al coequipero de Irak Díaz, sin embargo, esas son sus cartas de presentación en sus 46 victorias; sin embargo, tiene una derrota ante el también mexicano Carlos “El Príncipe” Cuadras.
Irak Díaz, por otro lado, tiene menos peleas, pero ya tuvo dos guerras ante dos excampeones del mundo, de los más duros y noqueadores como lo son Luis “Nica” Concepción y Hernán “Tyson” Márquez, derrotándolos a ambos. El de Cajeme tiene un estilo muy parecido al del “Travieso”: encimoso, llevándolo a las cuerdas, parándose en el centro del ring, intercambiando golpes, boxeándolo y algunas otras cosas más que le hemos visto al mexicano, por lo que pienso en modo personal que se le complicará bastante a Srisaket, quien será presionado como nadie lo ha presionado; Rungvisai tendrá como rival a un hombre sin miedo y con mucha hambre de triunfo y como dice el mismo “Magnifico”: “le vamos a enseñar a bailar la cumbia cajemense”.
No hay nada escrito; esta es la historia que quiere escribir el de la colonia Valle Verde. Esperemos que lo haga con letras de oro como lo han hecho otros mexicanos que también se enfrentaron en su momento a lo mejor del orbe.
Difícil la conquista de Tailandia, sí lo es, pero cuando se tiene la garra, el deseo, el hambre de triunfo, el corazón y la preparación que ha hecho Díaz y su gran equipo no se ve tan difícil, se ve una pelea entre dos gladiadores, por lo que queda fuera todo análisis que hagan los expertos. El asiático espera un gatito, sin embargo, tendrá a un mexicano convertido en un león con las garras bien afiladas, que saldrá a hacer trizas los pronósticos por lo que no se pierdan esta pelea de la que saldrán chispas y hará que Ciudad Obregón vuelva a estar en el mapa boxístico y esperemos que Irak Díaz llene el hueco tan grande que dejó Orlando Salido al retirarse.