Por Raúl Campoy Robles
Navojoa, Sonora. La inminente llegada de Sergio, la tormenta en transición a depresión tropical que podría ingresar hoy 12 de octubre a 25 kilómetros al noroeste de Guaymas ha puesto en alerta a las autoridades del gobierno del estado de Sonora y a la Unidad Estatal de Protección Civil.
Ante la emergencia, la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, se mantiene en contacto con las presidentas y presidentes municipales de Hermosillo, Guaymas, Empalme, San Ignacio Río Muerto, Bácum, Cajeme, Etchojoa, Benito Juárez, Huatabampo, Navojoa, Álamos, Quiriego y Rosario, que se encontraban en alerta Amarilla y este viernes han pasado a alerta Naranja; mientras que el resto de los municipios de la entidad pasaron de alerta Azul a alerta Verde.
A pesar de que la alerta Naranja activa los procedimientos para poner a disposición refugios temporales, así como la instalación de los consejos estatales y municipales de protección civil, y la instalación en sesión permanente de las instancias de coordinación y comunicación, estas acciones ya se habían realizado desde que se encontraba la alerta Amarilla vigente.
En tanto se han suspendido labores en escuelas de educación básica y universidades sonorenses a fin de prevenir cualquier accidente entre la población estudiantil.

REMEMBRANZAS DE NORBERT EN LA REGIÓN DEL MAYO
A propósito de la presente temporada de huracanes, es de recordar que este 11 de octubre se cumplió el décimo aniversario de una de las mayores inundaciones y desastres que ha registrado la vasta región del mayo. El huracán Norbert, afectó el sur de Sonora y principalmente el municipio de Álamos ocasionando pérdidas millonarias en todos los sectores, así como cientos de víctimas y varios muertos.
Sus efectos devastadores provocaron un caos generalizado que sus pobladores comparan con un huracán que en 1867 devastó la región alamense. El fenómeno que en principio se esperaba en el municipio de Huatabampo desvió su curso acompañado de vientos y lluvias que superaron los 240 milímetros en pocas horas e inundó las partes bajas de la ciudad de los portales, para miedo y asombro de los habitantes a quienes sorprendió un sábado por la noche.
Corría el 2008, y con días de anticipación la Unidad Estatal de Protección Civil en Sonora, anunciaba la presencia del meteoro. En tanto la Secretaría de Gobernación emitió declaratorias de emergencia para cinco municipios de Sinaloa y 18 municipios de Sonora ante el inminente impacto del huracán Norbert, categoría tres en la escala de Saffir-Simpson, que azotó 24 horas antes la península de Baja California.
Los efectos de Norbert no solo se registraron en la infraestructura urbana de Álamos, vivienda, educación y salud, además de inundar cultivos agrícolas de la zona también cambió la imagen de casas, calles y callejones donde se acumuló lodo, arena y varios vehículos automotores quedaron prensados y sobrepuestos unos a otros. El escenario era la clara realidad de un caos que atrajo la presencia del entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa, el gobierno del estado y municipal, así como medios de comunicaciones locales, nacionales e internacionales.
El embate de la naturaleza pronto fue enfrentado con ayuda de la Unidad estatal de protección civil, los tres niveles de gobierno y la sociedad civil que, apoyados por los medios de comunicación le apostaron a la solidaridad logrando ponerse de pie en las siguientes semanas.
Sin ser un año en el cual se registraran grandes acontecimientos, 2008 es recordado por la gran cantidad de fenómenos de acotadas dimensiones que afectaron a centros de población muy focalizados que, combinados con sus diversas vulnerabilidades locales y regionales, dieron origen a una cantidad significativa de desastres. A diferencia de 2007, en el cual se presentaron desastres de gran magnitud como el huracán Dean y las inundaciones de Tabasco y Chiapas.
La remembranza viene a propósito del décimo aniversario de Norbert y coincide con la presencia de la tormenta tropical Sergio, que si bien, no es un verdadero huracán, las lluvias que registre en la región del mayo promete aliviar en gran medida la sequía de 2018 y representa una posibilidad de recuperación y lleno total de la presa Adolfo Ruíz Cortines, mejor conocida como Mocuzari.
Sitio web https://noticiasdesonora.com

Por su atención gracias.