(Tomado de JOSECARDENAS.COM)
Al vencerse el plazo que diera el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, para la inhumación de 444 cadáveres almacenados en tráileres y en la cámara frigorífica del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, 228 cuerpos se han identificado o inhumado.
El Gobierno de Jalisco detalló que 189 fueron sepultados en panteones de Guadalajara y El Salto, mientras que 39 fueron entregados a sus familiares.
En las puertas de la morgue metropolitana se ha incrementado el olor a putrefacción.
En tanto siguen llegando las personas de distintas partes del país en busca de sus seres queridos desaparecidos.
Se intenta agilizar los trámites mediante una mesa en la que atienden a las personas, pero éstas señalan que no es suficiente.

Fuente: Excélsior