Hermosillo, Sonora. Para alentar a las personas que tienen algún síntoma de tipo depresivo o ansiedad, a acercarse a una unidad médica, la Secretaría de Salud lanzó la segunda fase de la campaña permanente contra el suicidio en el estado.

Juan Manuel Tong Payán, director general de Salud Mental y Adicciones, detalló que la campaña consiste en la emisión de diversos mensajes en las cuentas de redes sociales de la dependencia, con las señales de alarma y a dónde acudir para recibir ayuda.

Así mismo, dijo que con la campaña se pretende crear conciencia entre la población, para acercarse con un especialista a fin de poder definir y evaluar su estado de salud mental para ser atendido y con ello evitar las muertes por suicidio, ya que la meta es erradicarlo en Sonora.

“El suicidio es ahora un problema de salud pública en todos los países y es por eso que la Secretaría de Salud está atendiendo las causas y queremos impulsar una campaña para prevenir y evitar que el suicidio se dé con más frecuencia en el estado de Sonora, la idea es erradicar el suicidio en Sonora”, indicó.

Tong Payán agregó que tanto la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, como el secretario de Salud, Enrique Clausen Iberri, están ocupados en mejorar la salud y la salud mental de los sonorenses.

En personas que cometen suicidio, Tong Payán informó que se ha encontrado hasta en un 90% problemas de salud mental o trastornos mentales, pero gran parte de ellos no había visitado a ningún médico ni a ningún profesional de salud mental.

“Entre los trastornos mentales más frecuentes está la depresión en todas sus formas, trastornos de la personalidad, antisocial, limítrofe o personas con rasgos de impulsividad, agresión y cambios de humor muy marcados, alcoholismo y trastornos por consumo de sustancias en adolescentes, esquizofrenia, ansiedad y trastorno bipolar”, explicó.

Por ello, apuntó, tanto los médicos como los familiares de quien padece algún trastorno mental, depresión o que atraviesa por alguna situación donde están afectadas sus emociones y sentimientos, deben estar atentos a lo que las personas refieren en redes sociales o que lo comunican a otros.

El suicidio se puede prevenir si se detecta a tiempo y se atiende, enfatizó, sobre todo las manifestaciones clínicas que una persona pueda estar dando, desde cambios de conducta hasta síntomas que ya pueden ser graves y fácilmente visibles.

“El llamado a la comunidad es a estar alerta de sus hijos, de sus familiares y si tienen algún síntoma o algún dato de advertencia en que esa persona pueda encontrarse con ideación o problemas de salud mental, lo más importante es atenderse”, señaló.

Por último, el funcionario estatal manifestó que los médicos de los centros de salud están capacitados para atender la conducta suicida, quienes determinarán si es necesario continuar con un especialista en alguno de los tres Cisames, 11 centros CAPA, cuatro Unidades de Desintoxicación o al Hospital Psiquiátrico Cruz del Norte.

Señales de alarma para identificar a un suicida:

• Comportamiento retraído.

• Inhabilidad para relacionarse con la familia y los amigos.

• Enfermedad siquiátrica.

• Alcoholismo.

• Ansiedad o pánico.

• Cambios en la personalidad.

• Irritabilidad.

• Pesimismo.

• Apatía.

• Depresión.

• Cambios en los hábitos alimenticios o del sueño.

• Intento de suicidio anterior.

• Odio por sí mismo.

• Sensación o sentimiento de culpa.

• Sensación de pérdida de valor o vergüenza.

• Pérdida importante resiente de la muerte de un familiar querido.

• Un divorcio.

• Pérdida de empleo.

• Historia familiar de suicidio.

• Escribir un testamento.

• Notas de suicidio o de despedida. • Mención repetitiva de deseos de morir o de cometer el suicidio.