Por FRANCISCO ANGULO ALBESTRAIN/INFOSUR DE SONORA

Varios árboles de entre 15 y 20 años de edad fueron talados a la altura de la calle Jalisco y Belén, casi llegando a la 300, “sólo para que se vea bien la fachada de la nueva tienda Abarrey” que está por abrir sus puertas, denunciaron ante este medio de comunicación.

El denunciante, quien dijo ser promotor de la arborización en distintas partes de la ciudad y quien en su momento plantó dichos árboles en esa banqueta, calificó de ecocidio lo que recientemente realizó esta empresa comercial, únicamente por el afán mercantilista.

En Cajeme y específicamente en Ciudad Obregón –manifestó quien por ahora prefirió el anonimato–, hacen falta muchos árboles, dadas las altas temperaturas que se dejan sentir la mayor parte del año, y algo tan negativo no se puede permitir desde cualquier posición de autoridad. Cuestionó, asimismo, el que desde el Ayuntamiento de Cajeme se haya dado la autorización para realizar la tala, puesto que es dicha instancia, a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano, quien otorga la anuencia para la realización de cualquier obra de este tipo y sin ella no hubiera sido posible la tala ni la construcción del establecimiento comercial.