El muro fronterizo de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ya cobró sus primeras víctimas en los límites entre Lukeville, Estados Unidos y Sonoyta, México. Se trata emblemáticos saguaros arrasados por maquinaria pesada, para poder abrir paso a una valla de nueve metros de altura, la cual, forma parte de una profunda cicatriz que se encuentra en las reservas ecológicas del Organ Pipe Cactus National Monument y en la Reversa de la Biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar.

Son ejemplares de una especie endémica y en peligro de extinción, la cual, puede vivir hasta casi 200 años y alcanzar una altura de 16 metros, pero lamentablemente, se encuentran en la arena totalmente aplastados por trascabos, según informó un integrante de la Asociación para la Conservación de Parque Nacional en Arizona.

Dicha obra, inició el pasado 22 de agosto y continúa avanzando sin problemas. De momento, los recursos legales que fueron interpuestos por organizaciones de la sociedad civil, rindan frutos.

Las excavaciones, podrían causar daños también en 22 sitios con patrimonio arqueológico en Estados Unidos, según un informe interno del Servicio de Parques Nacionales.

Así mismo, advierten sobre el riesgo de destrucción que corren vestigios enterrados como por ejemplo, herramientas de piedra, fragmentos de cerámica, refugios de roca y también, grabados de cultura milenarias, como lo son, la nación Tohono O’odham.(papagos)

Según dijo Alejandro Olivera, representante del Centro para la Diversidad Biológica, “El muro fronterizo también pone en riesgo ecosistemas mexicanos, específicamente ese paisaje que vemos en el nuevo billete de 200 pesos, que es la Reserva de la Biósfera del Pinacate y Gran Desierto de Altar, también patrimonio de la humanidad”.

Destrucción masiva

La construcción proyectada por el presidente Donald Trump destruirá el hábitat natural, bloqueando el movimiento de especies salvajes e impidiendo su reproducción. Además de afectar también a la flora del lugar, lo que agrava el problema.

De las 93 especies afectadas, el informe identifica 57 que se encuentran en peligro, 24 que están amenazadas, 10 que son candidatas para protección y 2 más que preocupan a los protectores del medio ambiente, como son las águilas doradas y calvas.

“El muro fronterizo de Donald Trump será un desastre, tanto para la gente como para la vida salvaje que vive en esta región”, según reveló a EFE Noah Greenwald, director del departamento de especies en peligro del Centro para Diversidad Biológica, con base en la ciudad de Tucson (Arizona) y parte del equipo investigador.

El portal abcnaturaleza.es señala que el informe “Un muro en la naturaleza: El desastroso impacto del muro fronterizo de Trump en la vida salvaje” asegura que dicha construcción tendrá un impacto directo e indirecto en el medio ambiente al destruir el hábitat natural, bloquear el movimiento de especies salvajes y evitar su reproducción.

Genética pobre

Al norte, en la estadounidense Arizona, se encuentra el Cabeza Prieta National Wildlife Refuge, y al sur, en la mexicana Sonora, la Reserva de la Biosfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar, declarada por la Unesco patrimonio de la humanidad. Estos santuarios comprenden 90 kilómetros de los más de tres mil que forman la frontera y, contrariamente a otros tramos, no tienen valla metálica. Solo hay un sencillo cerco que “fue diseñado especialmente para no lastimar a la fauna, para que no tuviera problema para cruzar”, explicó a la AP Miguel Ángel Grageda, responsable de recursos naturales de El Pinacate.

Pero existe otro problema, al cortar el flujo migratorio las especies se volverían débiles en el aspecto genético, pues a falta de mayor diversidad de individuos, el apartamento se daría entre parientes y habría problemas de consanguinidad en un futuro muy próximo, por lo que todo el ecosistema se vería afectado.

A posteriori, incluso los seres humanos podrían verse afectados al modificarse la calidad y cantidad de agua disponible, el microclima, las partículas suspendidas en la atmósfera y la productividad de los suelos, puntualiza el informe.

Pérdida inminente

De todas las especies en peligro a las que se refieren las investigaciones:

>> 57

Están en peligro de extinción

>> 24

Se ubican en la categoría de amenazadas

>> 10

De más son candidatas a protección

>> 2

Especies más preocupan a los protectores ambientales

De alto impacto

El mes pasado el congresista por Arizona Raúl Grijalva, junto con el Centro para la Diversidad Biológica, presentaron una demanda en contra de la Administración Trump en la que pedían un informe detallado sobre el impacto al medio ambiente que tendría la construcción del muro fronterizo.

La demanda, de 42 páginas, pide que se suspendan los planes del muro, rutas vecinales, despliegue de patrullas motorizadas, instalación de dispositivos lumínicos y puntos de chequeo de personas.

Esta suspensión debe se válida hasta que el Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés) elabora un “informe programático de impacto ambiental” de esas obras en la vida silvestre de la zona fronteriza.

De acuerdo a esta iniciativa, el construir el muro viola la ley sobre Política Nacional Ambiental y la ley sobre Protección de Especies Animales Amenazadas.

Por el momento, la querella quedó en manos de la jueza federal Cindy Jorgenson y hasta la fecha no se ha dictaminado nada más sobre el caso.

Nota tomada de www.reporteindigo.com  y www.laverdadnoticias.com