Bernardo Elenes

Bernardo Elenes Habas

He visto madurar en el periodismo a Eduardo Flores López.

Ingresó al Diario, en los 80, como chofer. Trasladaba a reporteros y fotógrafos en tareas cotidianas, pero también en giras especiales, incluyendo al director general y fundador del periódico, don Jesús Corral Ruiz.


Fueron, sin duda, sus primeras lecciones de periodismo, las que se le metieron en la sangre, decidiendo un día convertirse en fotógrafo.

Con esas herramientas, comenzó a crecer, a relacionarse en el ambiente de la información, a cazar noticias, a conocer nuevos derroteros, donde un día dio la sorpresa como reportero en La Extra de la Tarde, que dirigía Heriberto León Peña.

Desde entonces, Lalo, no ha dejado de crecer. De estar siempre en el vértice de la noticia. Sumándose al Regional de Sonora, empresa periodística de Catarino Villegas. Incursionando, también, en el periodismo digital.

Mostró su capacidad de liderazgo siendo presidente de la Asociación de Periodistas del Valle del Yaqui, etapa de grandes frutos para ese organismo porque se construyó la sede del mismo.

El pasado 18 de octubre, en ceremonia realizada en el hotel Yori Inn, el dirigente en México del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), Fernando Olivas Ortiz, acompañado de Edgardo Vázquez Mungarro, tomó protesta a Eduardo como delegado en Cajeme de dicho organismo, pero también de la Federación de Periodistas de América Latina y El Caribe. Asimismo, a un nutrido grupo de periodistas que se sumaron a la declaración de principios y estatutos del Sindicato, igualmente de la FEPALC.

Hoy, le llegó el nombramiento formal de ambas responsabilidades a Eduardo; firmado, sellado, enmarcado. Y, por supuesto, reafirma su compromiso de continuar trabajando en bien del gremio. Propiciando cursos, diplomados, conversatorios, aprovechando el soporte profesional del SNRP y de la FEPALC, para que el trabajo informativo y de opinión en Cajeme siga brillando con luz propia. Como siempre ha sido, desde el sur de Sonora.

También, se abre la alternativa de una plataforma digital colectiva, que, de concretarse, sería puesta al servicio de la comunidad, de la libre expresión, sin distingos.

De hecho, se encuentran integrados a esas organizaciones Mary Verdugo, Yahaira Bracamontes, Alfonso Pliego, Eduardo Flores Jr., Esteban Carrasco, Melissa Sarmiento, Janneth Angulo, Horacio Zamudio, Miguel Ángel Alvarado, Alejandro Mungarro, Luis Carrillo, Rubén Madríd, Javier Morales, entre varios oficiantes del

Integrantes del SNRP

quehacer informativo.

Y, hablando de comunicadores, fueron, sin duda, decepcionantes las declaraciones llenas de odio emitidas por el presidente Andrés Manuel López Obrador, al golpear, sin miramientos, midiendo con el mismo rasero al periodismo en general.

Citó, en sus mañaneras, una frase forjada por Gustavo Madero, en los aciagos días en que su hermano Francisco como presidente de México, sufría los embates perversos de la reacción con el chacal Victoriano Huerta a la cabeza, quien era parte de su equipo. AMLO, soltó con infinita amargura un latigazo perverso, diciendo que los periodistas “muerden la mano de quien les quitó el bozal”.

Y es que el Mandatario no aguantó preguntas inteligentes, sin más intenciones que llegar al fondo de la verdad sobre el llamado “culiacanazo”, y optó por el insulto.

Por supuesto que es algo grave, viniendo del Presidente de la República, y manejada la frase como una imprecación directa contra quienes, en la conferencia de prensa, querían respuestas claras, concretas, no pasajes de la historia de México tendidos como cortinas de humo para evadir el qué, el cómo, el cuándo, el dónde, el quién. Columna vertebral del periodismo.

Muerden la mano...amlo

Lamentable. Porque a la Libertad de Expresión le surge un nuevo frente en contra desde la 4T. Después de venir sufriendo los embates sangrientos de la delincuencia organizada.