Por FRANCISCO ANGULO ALBESTRAIN/DIRECTOR

Es innegable que sobre la cabeza de los habitantes del planeta Tierra se cierne en este momento el riesgo del contagio del denominado coronavirus, causante de la pandemia que conocemos como COVID-19; por otra parte, sobre nuestro querido municipio de Cajeme existe otro virus, que hasta ahora se ha mostrado como más letal, y es de los homicidios dolosos.

Cierto es que la escalada de violencia actual tuvo su origen en el año 2008, cuando Francisco Villanueva era presidente municipal, sin embargo cada año a partir de entonces, ha ido incrementándose y no tiene visos de detenerse.

Coronavirus, peligro real

El coronavirus es un peligro real para los ciudadanos de Cajeme, tan real que ya se han detectado varios casos confirmados del COVID-19, y quizá pronto se den a conocer más de estos. Estamos en un mundo globalizado y por ello es imposible encerrarnos en una burbuja para evitar que nuestros familiares y amigos más cercanos se conviertan en candidatos a contraer el padecimiento.

Usted lector, y un servidor; cualquiera podemos ser víctimas de este diminuto agente portador de la enfermedad; lo cierto es que no todos poseemos un sistema inmunológico preparado para defendernos al grado de vencerlo, y de pronto, cualquiera de nosotros podrá decir: “conozco a uno que se enfermó de esto”.

Qué tan bien librado salga Cajeme de la contingencia, dependerá de muchos factores, como el de las defensas de cada organismo y de las medidas tomadas par prevenir más contagios, como es el mantenerse lo más posible en casa, el correcto lavado de manos con agua y jabón,  el uso de gel con alcohol, el quitarse de inmediato la ropa que uno traía en la calle y el baño inmediato luego de llegar a casa, entre otras.

El otro virus

Pero el problema mayor en el municipio es el de los homicidios con proyectil de arma de fuego, que están a la orden del día, que no respetan horarios, edad, sexo ni posición social; ese virus que este año cumplirá ya 13 años de haberse enquistado y no parece tener fin.

Sólo el presente mes de abril, van más de uno por día y al cierre del mismo podría ser de consecuencias mayúsculas.

Si bien comenzó con Villanueva como alcalde, a él le han seguido nombres como Manuel Barro, Rogelio Díaz Brown, Faustino Félix y el hoy presidente, Sergio Pablo Mariscal, quienes a pesar de haber solicitado apoyo de los distintos órdenes de gobierno –y que los han tenido, al menos en teoría, con la llegada a la localidad de cientos de agentes y elementos policiales, militares como de la Guardia Nacional–, aunque el resultado sigue siendo el mismo: la delincuencia lleva la delantera y la autoridad parece no darse cuenta.

De uno en uno

El riesgo se acentúa hoy, cuando –para reducir el contagio de COVID-19, los supermercados y tiendas de conveniencia comenzaron a restringir el ingreso de personas al interior de sus tiendas –algunas, dando fichas numeradas a la entrada para asegurar que no se sobrepase de una cantidad de personas al interior, otras como los Oxxos, que ya no permitirán ingresar a menores de 14 años y en algunas ya no pueden entrar los adultos mayores.

Estas medidas pueden parecer adecuadas en teoría, pero ¿no cree usted que representa un peligro extremo el que si usted tuvo necesidad de movilizarse en la ciudad, a bordo de su automóvil o del autobús, con toda su familia, tenga que arriesgarla a permanecer en el auto o en las afueras de una tienda de autoservicio, a merced de una bala perdida disparada por algún sicario, la cual llevaba otro destino?

Esperemos que en Cajeme y el mundo, la pandemia pronto termine, para que la otra epidemia que nos agobia no deje más muertos que los que ya de por sí estaba predestinada a provocar, en tanto que haya quien logre de igual manera frenarla, para bien de toda una sociedad.

Por hoy es todo. Hasta la próxima.(Francisco Angulo Albestrain es periodista con 25 años de experiencia, con trayectoria desde 1994 en medios impresos y electrónicos, además de haber prestado sus servicios en el área de Comunicación Social en tres distintas administraciones municipales de Cajeme)