Desde que inició la contingencia de salud por Covid-19, el Ayuntamiento de Cajeme implementó las medidas sanitarias en las diferentes dependencias y paramunicipales, sobre todo en aquellas que permanecen brindando un servicio esencial a la comunidad, informó el Director de Salud Municipal, Nelson Ibarra Páez.

El funcionario municipal destacó que, las medidas se reforzaron a partir de este miércoles, tras haberse confirmado cuatro casos positivos por coronavirus en el personal del Ayuntamiento, uno pertenece a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y tres al Oomapas de Cajeme.

“El riesgo laboral persiste en las actividades esenciales como son el cuerpo de policía o las áreas del Oomapasc y en otras del Ayuntamiento de Cajeme, por lo que debemos redoblar esfuerzos para implementar medidas de mayor supervisión, implementación y cumplimiento de lo preventivo en el uso de gel antibacterial, cubre bocas, guantes y caretas para el personal que tenga atención directa al público”, expresó.

Para dar cumplimiento a la transparencia y derecho a la información de la población, Ibarra Páez dio a conocer que, en el caso de la Secretaría de Seguridad Pública, se confirmó Covid-19 en un elemento adscrito a la delegación Quetchehueca, el cual, lamentablemente falleció el pasado martes; el agente tenía 42 años de edad y se incapacitó desde el pasado 13 de mayo por un cuadro de neumonía.

Por lo anterior, 11 elementos fueron aislados en su domicilio, quienes estarán siendo monitoreados por médicos; cabe mencionar que, hasta este momento, ninguno de ellos presenta algún síntoma sospechoso.

Además, se reforzarán las medidas de prevención para toda la corporación policial, por lo que se van a intensificar los trabajos de sanitización en los edificios, comisarías, delegaciones y vehículos, así como el uso obligatorio de cubrebocas, caretas, guantes y gel antibacterial.

Por otra parte, el Director de Salud Municipal informó que, en el Organismo Operador, se confirmaron tres nuevos casos de coronavirus entre sus empleados, dos de ellos son del área de Control y Servicios y uno en la Coordinación de Mantenimiento, todos están estables de salud y en resguardo domiciliario.

Los dos primeros corresponden a trabajadores que se encontraban en aislamiento domiciliario desde que se confirmó el primer caso el pasado sábado 9 de mayo, mientras que el segundo se aisló en su domicilio el miércoles 13 de ese mismo mes. El Oomapasc está pendiente de sus trabajadores para que, aquellos que tengan síntomas sean revisados de manera inmediata por un médico, además de que las diferentes áreas se estarán sanitizando de forma constante y es obligatorio el uso de cubre bocas, gel antibacterial y solución desinfectante en los zapatos a base de cloro al momento de ingresar a cualquier edificio.