Hermosillo, Sonora. Este lunes, de acuerdo con el semáforo epidemiológico del Gobierno Federal por Coronavirus (Covid-19), Sonora iniciará la semana en color naranja; sin embargo, las y los sonorenses no debemos bajar la guardia, debemos seguir extremando precauciones como si estuviéramos en alerta máxima para no agravar la situación de contagios en este nuevo escenario, advirtió la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano.

En un mensaje transmitido en redes sociales, la mandataria estatal pidió a las y los sonorenses no bajar la guardia, seguir los protocolos sanitarios como se aplican con el nivel de alerta máxima, para que cada día sean menos las personas contagiadas, menos los fallecidos, y sea menos el dolor y la angustia a causa de esta pandemia.

“El Gobierno Federal dio a conocer que esta semana el semáforo rojo de Sonora pasaría a color naranja, lo que significa reabrir algunos espacios que hasta el día de hoy, por prevención, permanecen cerrados”, señaló.

Refirió que, actualmente, en Sonora los municipios han tomado una participación activa y responsable en la reactivación económica y algunos han tomado decisiones a favor de la apertura condicionada de comercios y negocios bajo protocolos sanitarios rigurosos que permitan una operación segura para los trabajadores y para los usuarios.

“Como estado, hemos sido muy respetuosos de estas decisiones y confío en que todas y todos los que vuelven a la nueva normalidad harán lo correcto para no tener que cerrar de nuevo si los contagios se incrementan”, indicó.

La gobernadora Pavlovich dijo compartir con las familias el cansancio, la desesperación, la ansiedad por retomar las rutinas anteriores y reveló que aun cuando los números y estadísticas que han presentado los expertos en los últimos días indican que la velocidad de transmisión se ha estabilizado en la entidad y ello representa una “luz de esperanza al final del túnel”, reducir los contagios sólo será posible si se mantienen las medidas estrictas de cuidado.

“Por ello, les digo con toda claridad: No es momento de echar las campanas al vuelo, porque relajarnos y confiarnos retrasaría más el proceso de salida de esta etapa crítica. Es cierto, el semáforo federal indica que a partir de este lunes pasamos a color naranja, pero la realidad a nuestro alrededor nos dice que todavía hay dolor por pérdidas de vidas, que todavía hay elevados números de contagios y que todavía tenemos hospitales en riesgo de saturación”.

Asimismo, la gobernadora enfatizó que no es momento de que los más vulnerables regresen a sus centros laborales, porque la pandemia sigue representando un alto riesgo que compromete la salud y la vida de esta población que debe seguir en confinamiento o laborando desde casa.

Ante ello, la mandataria estatal convocó a seguir siendo solidarios y extremar los protocolos sanitarios para evitar regresar al nivel de alerta rojo. “Quiero hacer un llamado a que tomemos con prudencia este semáforo color naranja, para que no suceda lo que ha pasado en otros estados que de estar en naranja han regresado al rojo, es decir, el cuento de nunca acabar”, advirtió. No es tiempo, insistió, de bajar la guardia, es tiempo de seguir siendo solidarios y responsables; de seguir demostrando la fortaleza de las y los sonorenses.