Especialistas del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) desarrollan tecnologías para impulsar la producción de diversas variedades mejoradas de frijol, con mejores rendimientos, mayor resistencia al calor y la reducción de tiempo de cosecha, a fin de obtener semilla de alta calidad.

Bajo estas características, la variedad Verdín permite altos rendimientos del grano en menor tiempo, a diferencia de otras tecnologías, recomendable para sembrarse en el sur sureste de México, explicó el investigador del INIFAP –organismo descentralizado de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural-, Francisco Ibarra.

Detalló que en áreas tropicales y subtropicales la floración de esta variedad ocurre entre los 34 y 37 días después de la siembra, llega a la madurez fisiológica a los 67 días, y se logra hasta 10 días antes que las variedades Negro Jamapa, Negro INIFAP, Negro Tacaná y otras, lo que permite al productor ofertar antes que otros a mejor precio.

Precisó que esta variedad puede sembrarse en suelos de textura de migajón-arenosa a migajón-arcillosa con buen drenaje y pH de 6.0 a 7.2, de acidez ligera a neutral. Puede cultivarse en territorios con altitud de 0 a mil 200 metros y con precipitación pluvial igual o mayor a 300 milímetros bien distribuidos en el ciclo de cultivo.

En otoño-invierno se pueden obtener rendimientos por mil 800 kilos por hectárea y en riego puede ser por arriba de dos mil 400 kilos por hectárea; la precocidad de la variedad reduce los riesgos de pérdida por falta de lluvia al término del ciclo, dijo el investigador.

Destacó que las plantas de esta variedad poseen genes que las hacen resistentes al virus de mosaico común de frijol –infección que mancha las hojas-, al mosaico amarillo dorado del frijol –afecta el desarrollo del cultivo-, y antracnosis –hongo Colletotrichum lindemuthianum causante de debilitamiento-. Además, es moderadamente susceptible a las cepas de la roya –enfermedad por el hongo Uromyces appendiculatus var. appendiculatus-.

Explicó que la transferencia de tecnología se realiza a través de parcelas demostrativas y cursos talleres para los productores y técnicos, donde se precisan los aspectos de adaptación y recomendaciones de siembra de la variedad, como parte del paquete tecnológico del cultivo de frijol. Asimismo, en los eventos se entregan muestran de la semilla para conocer sus ventajas.

En los años de siembra de Verdín se ha corroborado su precocidad, la floración y la madurez de sus plantas, aun en condiciones de alto contraste de humedad, temperatura, altitud y tipo de suelo. También, su alta tolerancia al virus de mosaico amarillo dorado de frijol, el cual prevalece en Chiapas.

El experto compartió que la semilla registrada de Verdín y el acompañamiento técnico se encuentran a disposición de quien se interese en reproducirla, por lo que está a la venta en el Campo Experimental Centro Chiapas (CECECH).

En ese centro, el director de Coordinación y Vinculación del INIFAP en la entidad, Walter López Báez, informó que se cuenta con un programa de producción de la semilla para dotar a los productores y mejorar la producción de la leguminosa en Villa Corzo, Chiapas. El alto potencial de Verdín se aprobó en el periodo de validación con 42.4 y 45.9 por ciento superior al de los testigos regionales. En Veracruz obtuvo un rendimiento de grano de mil 600 kilos por hectárea; en condiciones de sequía terminal alcanzó mil 122 kilos por hectárea, y con riego, un rendimiento por encima de las 2.4 toneladas por hectárea. En Chiapas, en promedio, se pueden lograr los mil 430 kilos por hectárea.