Por FRANCISCO ANGULO/INFOSUR DE SONORA

MUNICIPIO SIN RUMBO

A casi dos años de la actual administración municipal en Cajeme, a la misma no se le vislumbra rumbo, y aunque el alcalde Sergio Pablo Mariscal pareciera convencido de estar haciendo un honroso papel, la realidad lo contradice, y esto podría leerse como que alguien al interior estaría queriendo hacerlo quedar mal en su encomienda, con fines desconocidos.

Varios han sido los traspiés que ha dado la administración, que llegó el septiembre de 2018; tal es el sonado caso de aquel desafortunado incidente, cuando acudió al vecino estado de Arizona, en los Estados Unidos, para participar, si no nos equivocamos, en una reunión de la Comisión Sonora-Arizona, evento que coincidió con la inauguración en la misma ciudad, del restaurante de una conocida cadena de negocios de origen cajemense, hecho que fue magnificado por su personal del área de prensa, opacando el verdadero motivo de estancia por aquellas tierras, lo que le valió una avalancha de críticas y hasta memes.

Uno de los temas que, junto con la seguridad, a la mayoría de los ciudadanos les afecta, es el del mal estado de las calles, dado que quizá no haya una sola colonia en la ciudad y comisarías, que no tenga ese tipo de afectación, sin embargo, pareciera que el presupuesto no alcanza para su rehabilitación y mantenimiento.

Tal es el deterioro de las calles y la molestia ciudadana, que ante la falta de los trabajos por parte de la autoridad, los mismos ciudadanos se están encargando de rellenar los baches con escombro, balastre o cuando menos, tierra común, con la finalidad evitar daño en sus vehículos al salir de sus cocheras o al salir y/o llegar a sus casas.

A dichos daños en las calles se suma que inició la temporada de lluvias, por lo que –esperemos que no–, muy pronto Cajeme se estaría viendo como un campo minado.

EXIGENCIA AL PRESIDENTE AMLO

Creo que todo mundo recordamos como, hace varios meses, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ofreció enviar 500 millones de pesos para Hermosillo y una cantidad igual para Cajeme, para rehabilitar las calles; sin embargo, en el caso de nuestro municipio, estos recursos no han aterrizado, desconocemos el motivo, si el primer mandatario fue tan formal en el ofrecimiento.

Por ello, sería importante que este jueves, que el presidente estará en la región sur de Sonora y Mariscal Alvarado será parte integrante de la comitiva que lo recibirá, le recuerde el tema y más aún, le haga llegar un escrito a manera de recordatorio, pues las calles del municipio se encuentran muy deterioradas actualmente, y sin este apoyo no podrán ser rehabilitadas.

Ya sólo le queda un año a la presente administración, pero generalmente, el último es de tipo político, pues está por arrancar el proceso electoral 2020-2021, de manera que no queda mucho tiempo para hacer aquellas obras y trabajos que la ciudadanía recuerda de un político, como es el tema que hoy nos ocupa.

Así que, desde aquí, le pedimos al Presidente de la República le eche la mano a Cajeme, para bien de todos sus habitantes y de quienes nos visitan. Un saludo y hasta la próxima.