Después de su victoria ante el Tapatío y al mismo tiempo inaugurar esta nueva competencia los Cimarrones de Sonora regresaron muy satisfechos a casa y aún más el atacante Juan Machado Siqueiros, quien marcó el primer gol en la historia de esta competencia, donde todos los reflectores estarían listos para presenciarlo.

El jugador sinaloense arranca su segundo torneo como jugador de Cimarrones y ya pasado su torneo de adaptación, está teniendo efectos inmediatos su olfato goleador, para poder escribir su nombre en la lista de goleadores del Club y lo hizo a la hora más pertinente, mediante un zapatazo casi sin ángulo para abrir el marcador el pasado martes en la cancha del Estadio Akron.

“Primero que nada entusiasmado y nervioso por este nuevo inicio, por todo el parón y el tiempo que tardamos en reanudar y el equipo bien, trabajando conforme a la idea que quería el profe, es un orgullo para mí y una motivación más para seguir dando todo lo de mí y encarar todo lo que viene con la mayor alegría posible”, confesó.

Machado entró con toda la confianza del mundo y se notó de inmediato, pues en la primera jugada del encuentro, luego de una pared entre Victor Guajardo y Ángel López, cuando apenas transcurrían 10 segundos del partido, el delantero ya probaba de afuera del área al arquero rival con un potente disparo que salió por el centro de la portería, algo que ya anunciaba lo que vendría después.

Su juego depende mucho de los balones que le manden sus compañeros para rematar como un 9 clavado, pero sabe botarse para buscar balones, cuenta con la habilidad y velocidad en los pies para quitarse a uno o dos rivales y crearse sus propias posibilidades, lo que lo convierte en un delantero versátil que le puede aportar mucho al equipo.

Con todo y que el marcador terminó 2-0 a favor, el partido no fue nada fácil, ya que el rival hizo lo suyo y creó peligro en la portería de Cimarrones, por lo que el atacante sabe que hay que seguir trabajando muy fuerte para pulir todos los detalles que les permitan tener mayor solvencia atrás y enfocarse en hacerle daño al rival.

“Los ánimos están por los cielos, disfrutando primero el triunfo y concentrados en darle la vuelta a la página y ponernos a trabajar para encarar el siguiente partido e ir por la victoria en casa, que nadie se lleve puntos de aquí y buscando siempre ganar los partidos para estar los más alto posible”, finalizó. El equipo tendrá el tiempo necesario para preparar su siguiente compromiso el jueves 27 cuando reciban en el Héroe de Nacozari al recién formado Cancún FC, por lo que entrenarán al máximo para iniciar con el pie derecho ahora en casa, seguir sumando y dejar escapar los menos puntos posibles.