Con optimismo ven los acuacultores de Sonora la producción camaronícola de este año, en virtud de las condiciones sanitarias y climatológicas que han permitido una sobrevivencia de hasta 80%, aseguró el profesor Miguel Ángel Castro Cosío.

El presidente del Consejo Directivo del Comité de Sanidad Acuícola del Estado de Sonora (COSAES) manifestó que aún con la pandemia causada por el coronavirus, el personal técnico ha mantenido la vigilancia de las principales enfermedades que afectan al camarón, pero a la fecha se ha detectado que la mayoría de los casos se atribuyen a problemas bacterianos.

Al tener una mejor sobrevivencia que en el 2019, sostuvo, se espera una producción que rebase ligeramente las 70,000 toneladas de camarón en las 28 mil 886 hectáreas sembradas este ciclo en la entidad.

La prevalencia de enfermedades durante el proceso de producción ha visto la desaparición de la enfermedad de la Mancha Blanca (WSSV), indicó, en tanto que de la Necrosis del Hepatopáncreas (NHP) solamente hay una prevalencia del 5.1%, manifestó.

La prevalencia de males como la necrosis hipodérmica y hematopoyética infecciosa (IHHNV), declaró, ha ido a la baja, de tal manera que en el 2017 se tenía un registro del 90% y este 2020 representa apenas un 37%.  

En el Programa de Vigilancia Epidemiológica que coordina el SENASICA y ejecuta el COSAES, se contempla el monitoreo de Vibrio parahaemolyticus AP-3, el cual devastó la actividad en el 2013, representa una prevalencia del 4.3%, puntualizó.

Hasta el momento, la cosecha parcial determina que se han capturado 40 mil 045 toneladas a una talla promedio de 19.5 gramos, según constancias de buenas prácticas de cosecha tramitadas.

Este año, en las 139 Unidades de Producción Acuícola en operación, con 28 mil 886 hectáreas sembradas, se sembraron 5,173 millones de post larva, que en cosechas parciales produjeron ya 40 mil toneladas, informó.

Fue en las UPA´s del norte de Sonora en donde se sembró mas camarón, con un 54%, seguido de las del Sur A, con 28%, manifestó, en tanto que en la zona Sur B fue apenas un 11%.

La densidad de siembra se estableció en un promedio de 17.9 organismos por metro cuadrado, de los cuales un 67% se adquirió en los laboratorios de Sonora; un 31%, en los de Sinaloa, y un 2%, en los laboratorios de Baja California Sur.

Las bajas prevalencias de enfermedades en el cultivo de camarón se deben principalmente a que los productores año con año han aprendido a dominar el manejo en el proceso de producción, explicó.

Otros factores que han influido son el clima cálido de este año, un mayor porcentaje de recambio de agua en los estanques, abastecer mejor calidad de agua a los cultivos, diagnóstico rápido y oportuno de las enfermedades, respetar el Protocolo Sanitario en la etapa de pre siembra y a las cosechas, entre otros, afirmó.

RECOMENDACIONES

Ante las condiciones imperantes, destacó, el COSAES recuerda a los productores las siguientes recomendaciones:

•          Cuidar en todo momento las condiciones de bioseguridad y reducir estrés en los organismos; especialmente al realizar las cosechas.

•          Reforzar la nutrición y mantener condiciones óptimas de calidad de agua;

•          Tener en cuenta las contingencias sanitarias y/o ambientales que se pueden presentar al final del ciclo de cultivo, por lo cual se recomienda estar preparados para cosechas de emergencia.

•          Llevar registros actualizados y disponibles al momento de la visita;

•          Utilizar solo productos químicos registrados ante la SADER;

•          Respetar medidas sanitarias en caso de que se apliquen antibióticos (solo productos para uso en acuacultura, realizar diagnóstico previo y cumplir tiempos de retiro antes de la cosecha);

•          Notificar al COSAES ante cualquier sospecha de un problema sanitario, y

•          Una vez terminadas las cosechas los productores deberán realizar las actividades sanitarias post cosechas establecidas en el Protocolo Sanitario para el Estado de Sonora, para que los agentes infecciosos permanezcan en los estanques el próximo ciclo de producción.