En Cajeme, se trabaja en el plan dinámico de la estrategia para atender los delitos de tipo patrimonial, los de alto impacto y la confianza social en el esfuerzo de construcción de la paz, juntos gobierno y sociedad, indicó el alcalde Sergio Pablo Mariscal Alvarado.

Para ello, dijo, se trabaja en dos frentes: el de atención de la delincuencia y el de la percepción social de la misma.

“La primera representa la más alta prioridad del gobierno municipal; se articulan esfuerzos entre órdenes de gobierno y dependencias con injerencia en el tema para articular un trabajo en conjunto con estrategias de respuesta inmediata”, mencionó.

“En el segundo, se replantea una estrategia de comunicación que nos dé sentido de proximidad con el ciudadano en acciones de prevención; aspiramos a contar con policías más profesionales, éticos y cercanos a la población, queremos que ser policía sea una actividad digna, reconocida y que enorgullezca a los elementos que la ejercen y a sus familias, y eso se traduzca en mejores resultados que incidan en mejorar la percepción de seguridad en la población”, afirmó Mariscal Alvarado.

La atención del delito, dijo, considera dos frentes de trabajo: los de alta incidencia y los de alto impacto; respecto a los primeros, ya hay resultados con bajas significativas en lo patrimonial. En lo segundo, está en curso una estrategia integral que incluye una mayor participación de la Marina con presencia permanente de elementos suyos en el municipio, expresó.

“Se hizo una importante gestión para que esta importante entidad federal se sumara a los esfuerzos que se despliegan desde hace un mes en lo local y que implicó un reforzamiento en el estado de fuerza de quienes desempeñan labores de seguridad en el municipio”, expresó la primera autoridad en Cajeme.

Mariscal Alvarado señaló que estos elementos son acompañantes muy efectivos de los elementos del municipio y del estado que mantienen en activo la estrategia que aplica en la región para el combate a la delincuencia, además que sus labores no suplen las acciones de los efectivos municipales, pero sí la acuerpan.

“En esta misma ruta, se han integrado dos unidades clave para la atención directa de dos modalidades de delito que representan la más alta prioridad de los esfuerzos del municipio en acciones de contención delictiva: la violencia familiar y la relacionada a diversos tipos de robo”, afirmó.

En coordinación con la Fiscalía de Justicia del Estado, comentó, se articula un programa de 100 días cuyo centro es la prevención y combate de los delitos en cuestión y que son los de mayor incidencia en lo local.

“Bajo este marco, nos interesa contar con un nuevo perfil de elemento de Seguridad Pública Municipal, a la altura del reto que plantean las exigencias de este rubro en Cajeme; ya trabajamos para hacerlo plausible bajo una premisa clave: resultados inmediatos en áreas fundamentales con un trabajo estratégicamente operado”, agregó.

Expuso el munícipe que este nuevo modelo de policía que por cierto es ahora homologado, precisa las siguientes competencias de crecimiento personal y actividad profesional que ya se le están habilitando:

1. Con mejores capacidades de respuesta estratégica.

2. Con mejor sentido de trabajo en equipo.

3. Mejor entrenado en sus habilidades físicas.

4. Con una sólida base de desempeño ético.

5. Certificados en competencias federales.

Para darle agilidad a este modelo, la Secretaría de Marina contribuirá a la acreditación de los elementos del municipio del llamado C3, particularmente los aún no evaluados en una primera etapa y en una segunda etapa el resto del personal y cadetes; “será la primera vez que la Federación evalúe a través de este esquema a efectivos municipales en todo el estado de Sonora”, externó.

Sumado a estos esfuerzos, se fortalecen, además, los acuerdos de la Mesas de Seguridad local y regional, donde participan activamente los tres órdenes de gobierno, y cuya articulación de esfuerzos se traduce, sobre todo, en una regresión de la estadística de los delitos patrimoniales, que son los de mayor afectación ciudadana, añadió.

El trabajo de Seguridad Pública Municipal se mantiene en una vertiente activa, coordinada y bien planificada, manifestó.

Hizo ver, asimismo, que el permiso del comandante Francisco Cano Castro no interrumpe la buena marcha de la corporación porque los mandos en turno tienen claro el papel que les corresponde ejercer y ya se hicieron los cambios en la estrategia y en la táctica.

“Se está a la espera de los tiempos precisos de los temas personales urgentes del comandante Cano para entonces tomar decisiones sobre la titularidad del área en su caso, y más allá de ello sigue el curso de la estrategia definida, y en donde la Secretaría de Marina de México jugará, también, un papel muy activo, como ha estado sucediendo desde la reunión del 16 de octubre en Hermosillo, y las instrucciones dadas por el presidente a la corporación el 18 de octubre, la reunión en la cuarta región naval el 20 de octubre y la reunión en el 60 batallón el 23 octubre”, mencionó Mariscal.

También dijo que se destaca la presencia de fuerzas municipales en territorio yaqui, haciendo una labor ejemplar de prevención del delito; se mantiene una coordinación estrecha con las autoridades de la tribu a través de un esquema de contacto permanente y colaboración abierta.

Señaló que “ya comentábamos en un anterior comunicado de los avances que ya se están teniendo con la evaluación para la certificación de control y confianza de los elementos de Seguridad Pública a través de la unidad evaluadora de la Secretaría de Marina de la Cuarta Región Naval”. “Están ya en proceso los primeros 48 y estamos preparando el segundo grupo de 60, con ello estaríamos concluyendo la evaluación de los 174 elementos de la SSP de Cajeme pendientes de evaluar, antes de concluir el año, dijo y destacó que por primera vez elementos de Seguridad Pública Municipal estarán siendo evaluados por instituciones del gobierno federal.