Con motivo de las celebraciones de fin de año, la Oficina de Representación en Sonora, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pide a la población no confiarse y evitar las interacciones sociales, como una medida para cortar la cadena de contagio del COVID-19.

El coordinador de Información y Análisis Estratégico del IMSS en el estado, Daniel Pérez Medina, destacó la importancia de limitar el contacto físico en las diversas festividades, tanto con las personas de los centros laborales, como de su propio hogar, ya que al hacerlo protegen su salud.

“Deben evitarse los abrazos en la celebración de Año Nuevo, las demostraciones de afecto a través de besos o saludos de mano; la nueva normalidad y el alto nivel de contagio que prevalece en la entidad, nos obliga a ser cada vez más responsables por nuestras familias”, subrayó.

El especialista resaltó que es necesario resguardarse en casa el mayor tiempo posible, y evitar salir a la calle si no es indispensable, en especial no asistir a fiestas o reuniones, ya que en este tipo de actividades se deja de lado el distanciamiento y se incrementa el riesgo de un contagio. “En nuestras manos está poner una barra de contención en cada uno de los hogares, al COVID-19; no podemos darnos el lujo de celebrar estas fechas como normalmente lo hacíamos, hay que proteger a nuestros niños y adultos mayores, unamos esfuerzos contra este virus”, enfatizó.