Porque ‘amor con amor se paga’ el candidato Javier Lamarque agradeció la confianza y afecto con que las y los ciudadanos lo recibieron durante estos días de campaña que, como hace 24 años, concluye con firmeza y de la mano de los diversos sectores de la comunidad de Cajeme, de manera especial de las y los más necesitados.

«El hijo del pueblo», como fue nombrado despectivamente por sus adversarios, se dijo orgulloso de su origen, ya que las carencias y las necesidades las lleva tatuadas en el alma, llevándolo a entender, como ningún otro candidato o candidata, las condiciones en las que viven miles de familias en Cajeme y a comprometerse a darle atención a dichas necesidades.

Agregó que a esto se suma la experiencia, los resultados positivos y el ser parte de un proyecto nacional que lo acompaña, a diferencia de hace 24 años, haciéndolo la única opción para llevar a Cajeme no sólo a lo que fue, sino a lo que se merece en cuanto a desarrollo y felicidad de sus ciudadanos.

«Por eso digo, nosotros no vamos a perder el tiempo aprendiendo a ver qué hacemos, tenemos experiencia, capacidad y resultados», afirmó el candidato.

Por último, pidió a la ciudadanía a salir a votar este próximo domingo 6 de junio y llevar al triunfo a la fórmula de MORENA desde temprano. El triunfo del 6 de junio se deberá a la conciencia y compromiso de la gente de Cajeme, sentenció Lamarque Cano.